Páginas

lunes, 25 de abril de 2011

UN CLÁSICO DE FORD, DE PIES A CABEZA



No hay actor o actriz en quien no descubramos algún tic, mueca, postura, gesto o rictus recurrente, cuya persistencia llegue incluso a convertirse en su santo y seña. Los signos a los que me refiero no están necesariamente unidos a la interpretación. Suelen ser marcas personales, señales externas de la persona y la personalidad del individuo, que aprovechadas inteligentemente sí pueden llegar a sellar una determinada forma de estar y de actuar.
Marilyn Monroe mueve los labios al hablar como si besase. En fin, es Marilyn.
Cuando fuma un cigarrillo, Humphrey Bogart lo saca de la boca como si estuviese desatascándolo. Una leve parálisis del labio superior favorecía el embrujo de Marlboro, en Boggie. También el movimiento de ajustarse el cinturón —la cintura del pantalón— ayudó a forjar el estereotipo de un mito en la pantalla.
También son apreciables algunas posturas recurrentes que están muy presentes en filmes de directores célebres. Veamos, a continuación, una manera bastante confortable de sentarse —o mejor, de recostarse— a pierna suelta, todo un clásico en el cine de John Ford: poner los pies sobre la mesa, de un barril, un poste, un árbol.
Pónganse cómodos y disfruten de la vida y el cine, mientras puedan.
 El joven Lincoln (Young Lincoln, 1939)

 Pasión de los fuertes (My Darling Clementine, 1946) 


 Dos cabalgan juntos (Two Ride Together, 1961)

¡Extra! ¡Extra!
 El joven Lincoln (Young Lincoln, 1939)

El director español José Luis Garci, cinéfilo empedernido y entusiasta del cine de Ford, rindió un hermoso homenaje a este reposar largo y tendido en una de las secuencias del filme Ninette (2005). Un detalle del fotograma sirvió para ilustrar el cartel definitivo de la película. Elsa Pataky no tiene largas piernas, como Henry Fonda, aunque tenga sus propios encantos. 
Encantos que pueden advertirse, asimismo, en el cartel original de la película española, y que nos invita a otro sugestivo juego de afinidades. La imagen fue retirada a raíz de la polémica provocada por su parentesco con un conocido cartel publicitario. 

Sea como fuere, la bella Pataky, en ambos casos, sale por piernas. Aunque sin ninguna prisa. Ni carreras en la media… distancia.


9 comentarios:

  1. ja, ja,ja, qué buena esa selección de posturas. Recordaba muy bien la de Henry Fonda en "Pasión de los fuertes", pero no había comparado dicha posición de patas en otras pelis del maestro.¡Genial!
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Pues no, no había caído yo en eso. Recuerdo bien, al contrario que ANRO, en la de James Stewart, en Dos cabalgan juntos.

    Y Garci bien supo aprovechar el encanto de la Pataki, aunque la película me desilusionara bastante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Y hasta es posible, Anro, que hayan más secuencias de posición de patas filmadas por el maestro que se me hayan escapado. Tal vez algún amigo de Cinema Genovés, con más memoria que nosotros, nos las haga ver.

    Salucines

    ResponderEliminar
  4. La verdad, Gourmet, es que en genios como Ford cualquier detalle resulta de los más revelador. Veremos en esta nueva sección "Montaje paralelo" otros paralelismos visuales y de puesta en escena muy interesantes.

    A Garci le ocurre como a la mayoría de cineastas llegados a la dirección desde la crítica: saben más de la teoría del cine que de la práctica. Les pasa a casi todos los de la Nouvelle Vague francesa. Y también a realizadores americanos: Bogdanovich y Scorsese, por ejemplo.

    Salucines

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrada Fernando, muy simpática, ciertamente son innumerables las fotos que podemos encontrar del maestro Ford totalmente repantingado.
    Al igual que Anro recordaba con bastante claridad los planos de Fonda en "La pasión de los fuertes" y pronto le disfrutaré haciendo lo propio en "el joven Lincoln" una cuenta pendiente que está en vías de subsanarse.

    Con respecto a Garci, a quien también considero mejor crítico-divulgador-cinéfilo que director, te sorprenderé diciendo que creo sinceramente que debería atreverse con un western. .
    Un gran aficionado y buen conocedor del género como él en horas bajas en cuanto a popularidad y crítica, debería darse esa satisfacción personal... y con todo no creo que consiguiese un mal producto final.

    Salucines

    ResponderEliminar
  6. David: El joven Lincoln es una de las piezas más delicadas y poéticas creadas por el maestro Ford. Con una memorable interpretación de Henry Fonda. Y es que para "hacer" de Lincoln hay que tener piernas largas. Fonda las tenía. También Walter Huston, por cierto, quien recreó magníficamente al presidente americano en la película que hizo Griffith.

    No sé si Garci debería atreverse con un western (rodado en España, supongo que quieres decir). Lo que sí me consta es que, en estos momentos, está intentando poner en marcha un filme sobre Sherlock Holmes en España. La idea es muy atractiva, la verdad. Algo así como una "vida privada..." del detective ambientada en nuestro país, y como película de época. No olvidemos que, junto a Ford, Wilder es otro de los mitos de Garci. Ya tiene escrito el guión y está en fase de pre-producción. Pero, la financiación... Os tendré informados, si tengo más noticias sobre el particular.

    Salucines

    ResponderEliminar
  7. ESTO NO ES UN ANUNZZIO DE TABACO

    Hazze unos días, lo contaba en el Blog de Ethan. Coburn no fumaba. Nadie escupía el tabaco como él, de la misma forma que no recuerdo ningún matón que hizziera sonar las espuelas de las botas, en cualquier calle polvorienta como él.

    Y qué me dizzes de Lee Van Cleff (tan olvidado), podía ponerse un puro en la boca, mirar al malo más asqueroso y que a éste, se le cayeran los pantalones, sin nezzesidad de sacar un revólver.

    En aquella época los tipos como aquellos, tenían las piernas muy largas.

    Ahora, ha ocurrido una cosa muy extraña. Los azztores han mermado, no fuman y cuando veo una peli (contemporánea)en la que salen vaqueros o romanos, me dan ganas de entrar en la pantalla, quitarles las pistolas o la espada y ponerme (yo misma) a pegar tiros y cortar cabezzas.

    "Cosas que tienen que ver con la fantasía"

    Si se mueven, mátalos...

    Caperuzzita Roja

    ResponderEliminar
  8. Caperuzzita: los actores que citas —Coburn, Van Cleef—, son magníficos, sobre todo, para el western. Y tienen piernas largas.

    Ocurre que en las películas del Oeste, para ser protagonista, hay que tener piernas largas y, a ser posible también, un poco arqueadas. Es el caso de John Wayne, James Stewart, Henry Fonda, etc. Francamente, no puedo creerme a un cowboy con la apariencia de Alan Ladd, James Cagney o Glenn Ford.

    Y para el peplum. Pues, Steve Reeves. Sin olvidarse del Juan Luis Galiardo que sale en "Marco Antonio y Cleopatra", interpretada y dirigida en España por Charlton Heston. Otro papá piernas largas.

    Salucines

    ResponderEliminar
  9. Pues Alan Ladd, James Cagney y Glenn Ford eran totalmente convincentes como cowboys.

    ResponderEliminar