Páginas

lunes, 22 de octubre de 2012

CAMAS, CAMEOS Y APARICIONES DE GROUCHO


Lo diré sin rodeos: para mí, Groucho Marx es el cómico más grande de la historia; del cine y del espectáculo, en general. Visiono sin cansancio, una y otra vez, las películas en las que aparece, aunque no haga de protagonista, solo o con sus hermanos. Tampoco me importa que se trate, en efecto, de una «aparición» en sentido estricto, es decir, una participación fugaz, un pequeño papel, en un film. Ni de un cameo, un paseo por la pantalla todavía más breve.

Fotograma de The Big Store (Tienda de locos, 1941)

Hablando de cameos, no sé si saben que en el año 1930, Groucho escribió un pequeño libro titulado Camas. Mientras la Bolsa neoyorquina ya había caído a plomo y la Gran Depresión avanzaba, Julius (verdadero nombre del genio) estaba obsesionado por las camas. Concibió, entonces, algunas situaciones cómicas en relación al mueble principal del dormitorio, se hizo fotografiar con amigas (y amigos) sobre el lecho y en este plan. ¿Por qué esa obcecación por las camas? Tal vez porque buscaba un colchón seguro donde guardar los ahorros…






«En un hotel de Cleveland, mientras me familiarizaba con una interesante cama, nueva para mí, sonó un fuerte golpe en la puerta. Me alisé instintivamente el cabello (la primavera estaba al caer) y pregunté, expectante:
      —     ¿Quién es?
      —     Una carta para usted —respondió el botones.
      —    ¡Échala por debajo de la puerta! —repliqué, alborotándome otra vez el cabello.
      —     No puedo, señor —objetó el botones—. Está en una bandeja.
      Unas horas más tarde, nos despertamos —el “nos” es editorial— al sonar nuevos golpes en la puerta. Era el mismo botones; jamás olvidaré su voz.
      —     Son las seis — anunció.
      —     ¡Pero si dije que me despertaran a las diez! —aullé.
      —     Lo sé —nos informó—. He llamado únicamente para decirle que le quedan cuatro horas de sueño.»


«Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir dónde colgar la ropa.»

*

Mr. Music (1959), film de la Paramount, dirigida por Richard Haydn. En la secuencia, Groucho con Bing Crosby, Charles Coburn y the girls...




En esta otra secuencia del mismo título, Groucho ejecuta una parodia junto a Bing Crosby de la canción Life Is So Peculiar

*


Will Success Spoil Rock Hunter (1957), film de la Twentieth Century Fox, dirigido por Frank Tashlin, e interpretado por Tony Randall, Jayne Mansfield y Joan Brondell, entre otros miembros del reparto. Groucho aparece junto a la Mansfield en una de las secuencias finales recogida en este trailer.

*



En el film de episodios The Story of Manking (1957), Groucho interpreta a un sagaz comerciante holandés que negocia la compra de Manhattan con el jefe nativo de la isla . Al final se queda con la tierra y con la hija del gran jefe...

*



Skidoo (1968) es una enloquecida comedieta de estética hippie realizada por el todo terreno Otto Preminger, director de grandes películas, pero que, asimismo, tanto valía para un roto como para un descosido. Groucho parece estar aquí fuera de sitio. Pero es Groucho, después de todo…



— Fúmate un porro, colega
— Oh, sí, muchas gracias, joven


DESPEDIDA

«La política no hace extraños compañeros de cama. Los hace el matrimonio.» (Groucho Marx)


7 comentarios:

  1. Tomo nota del libro, que suena a pasárselo bien, espectacular lo de los cameos oiga, no tenía ni idea. A mi Groucho también me parece, no se si el más grande, que desde luego está entre los más grandes. Sabe vd. que hay un porrón de gente que no les gusta el humor marxiano¿? Ellos se lo pierden.

    Saludos y esto me hace recordar que hace tiempo que no reviso ninguna película de los bros.
    Roy.

    ResponderEliminar
  2. No estoy en condiciones, compa Fernando, de sostener una afirmación tan taxativa: no he visto suficientes pelis ni de Groucho ni de los demás… Pero en lo que no te puedo poner objeción alguna es en que se trataba de un tipo ingeniosísimo, y que su sentido del humor era excepcional; un tío gracioso de verdad, vaya…

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  3. Genial, genial, genial, es todo lo que se puede esperar de un genio como Julios, ese libro debe de ser desternillante. Un saldudo.

    ResponderEliminar
  4. No sabía yo, hasta que compré un librito de Taschen dedicado a los hermanos, lo prolíficos que habían sido, todos pero especialmente Groucho, en apariciones o cameos en los 50s y 60s.
    De su última étapa, después de "Amor en conserva" sólo he visto Skidoo y aunque es una película bastante freak (y bastante dificil de conseguir) tiene su gracia.

    Salucines sr marxista

    ResponderEliminar
  5. ¿Es Elliot Gould el que aparece encamado en esa quinta edición impresa por Tusquets?
    Mucho me temo que el libro estará con suerte en alguna librería de viejo: tomo nota y lo apunto en la lista por si acaso hay algún ejemplar suelto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante post, te felicito y agradezco por compartirlo con nosotros. El blog es excelente, muy completo y ameno de leer.
    Un gran saludo, Oz, desde:
    http://el-cine-que-viene.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Tras llevar una semana muy ajetreada y antes de meterme en la cama, no voy a hacer un simple cameo, porque aquí juego en campo propio. Para agradeceros, pues, vuestros comentarios y mandaros un saludo, baste con esta rauda aparición. La semana que viene más. Hello, I must be going...

    En efecto, Josep. Se trata de Elliot Gould.

    Salucines

    ResponderEliminar